El Exprimidor / 40 entradas / categorias / 56 comentarios / feed / comentarios feed

Marketing de experiencia

Os dejamos un artículo que redactamos para el blog de CIT Marbella:

¿Cuántas veces escuchamos esa palabra últimamente? Y realmente, ¿sabemos a que se debe ahora de un tiempo a esta parte, que todo el mundo hable de la experiencia del usuario, de las experiencias para los bloggers, marketing de experiencia? Vamos a intentar descubrir porque ahora la experiencia es tan importante…

Dice la RAE que una experiencia es:

  1. f. Hecho de haber sentido, conocido o presenciado alguien algo.
  2. f. Práctica prolongada que proporciona conocimiento o habilidad para hacer algo.
  3. f. Conocimiento de la vida adquirido por las circunstancias o situaciones vividas.
  4. f. Circunstancia o acontecimiento vivido por una persona.

Bien esto nos lleva a pensar que no es un concepto nuevo, siempre hemos bebido de la experiencia de otros, maestros, padres, abuelos, amigos… Pero si llevamos este concepto al nuevo mundo de la publicidad, del branding, vemos la importancia que toma esta palabra, amplificada por las redes sociales que ayudan a que podamos ampliar de donde bebemos, ahora no es solo de nuestro entorno más inmediato, no, ¿por qué dejar de saber la experiencia de miles de personas con un producto, con un hotel con un destino turístico? Personas anónimas que lo único que buscan es compartir su experiencia, ayudarnos a que no nos equivoquemos.

Porque nos vamos a perder que un grupo de bloggers de prestigio conozcan de primera mano nuestra oferta, vivan la experiencia de nuestro….. y lo cuenten a sus seguidores, sin contaminación, seguidores fidelizados que de pronto nos conocerán de la mano de alguien en quien confían mucho más que en otro medio de comunicación.

¿Marketing de experiencia?

No hablamos de la venta, no hablamos de crear necesidades ni de cubrirlas ni del resultado final, hablamos de todo el proceso, todo estandarizado y debidamente protocolarizado para fidelizar a nuestro cliente, un cliente inteligente, que compra y al que no le venden, un cliente que por fin tiene las herramientas para obtener información y las ganas de hacerlo, un cliente que no te puedes perder porque ese cliente no se separa de ti en tiempos de crisis y cuenta a los cuatro vientos su experiencia contigo (Apple ya lo consiguió).

Ya no solo queremos obtener algo servicio o producto ahora queremos vivirlo, que sea única la experiencia, me bebo un Frappuchino Moka de Starbucks no importa que valga más, estoy dispuesto porque no bebo un café, vivo una experiencia.

¿Puedo yo hacer marketing de experiencia?

Seguro que si, lo primero creernos que la creatividad y la imaginación son nuestras mejores armas, ser originales y crear experiencias únicas, que fidelicen a nuestros clientes y sobre todo que los hagan un poco más felices.

Si centramos nuestra empresa solo en resultados económicos sin pensar en la felicidad y el bienestar de nuestros clientes puede que realmente el 2012 sea nuestro último año de vida empresarial, para que arriesgarnos, no?

Sin comentarios

Comentarios cerrados.

Additional comments powered by BackType